Dejándose Mecer

Introspectiva copy         Dejándose mecer del bienestar
Del curso hacia los sentidos,
Del sutil sonido de lo callado
Lo reflexivo como antesala
De jugosas algarabías.

Fructíferos navegantes
En introspectiva
Ajenos vigiás del generado ajeno
De lo áspero, de lo ruidoso.
Habitantes de otro lado
Desde una visión despejada
Expectantes latiendo
Por la variable, por la ¨genuidad¨
Ubicándose por refrendar legitima…

Meciéndose dejar por la calidez,
De medrar con creativas,
Con amplias vistas…

Fructíferos navegantes
En introspectiva
Ajenos vigiás del generado ajeno
De lo áspero, de lo ruidoso
Habitantes de otro lado
Desde una visión despejada
Expectantes latiendo
Por la variable, por la tenuidad
Ubicándose por refrendar legitima…
Y cadenciosa la sal de la vida.

Nos Atañe

Resulta que de pensar
En lo que atañe
Se “atañe en ganas”
De brindarles a unos pies
Su calidad polvorosa

Galleta_NOS ATAN¦âE
De darse a multiplicar
Con la tierra de por medio
Sin la vista vuelta atrás
Tal que abeja y su sonido
No es cuestión de cobardía
Lo es sino más bien de empacho
De indigesta invariedad
De automatismo en “conformable” variedad
Y el apresto detenido….
(o dando vueltas al azar)
Y el pensar, para bien o para mal
Conlleva el rendir de cuentas
Y lo que cuenta no claudica
Ni doblega su rodilla
Aunque adormezcan conciencias
Que por norma se acomodan,
Que por lo mismo se acallan
Imperando así a mansalva
Caracteres de Tartufo
Y sonrisas de canalla
Así pues, pienso en pensar
En algo mas que en palabras
En mas que en ahuecar el ala
En no quedarse en la nada
Que es darle de cara a la espalda

¡¿Cuanto Cuento?!

hipocresia

Me saca de persuasión
El palo condescendiente,
El de acá no pasa ná;
Tengo el carné que más mola,
Estoy de moda…¡Reluciente!
No me conoce mi sombra
Y mi yo mismo me extraña.
Tanto tengo de mucho y cuanto,
Qué…¿!Cuánto cuento!?…

Lo formal es ser de norma,
Dar forma a sacar tajada.
Siendo de puertas pa’ fuera;
Invitando y dando cara.
No más que de exposición tu casa
La cuestión de disponer,
Te ensuciaría la sala

Ni con mi acompañamiento

Que más que contar abduce…

Pero he firmáo lealtad eterna

No se ni por qué me extraña.

Aunque vaya con los de la feria
Y venga con los del mercáo,
Cuento saldo e invierto harto.

Mas que más da,
Si un mucho de indignidad…


Aunque no me reconozco
Ni mirándome de frente,
Molo mucho, ¿sabes, tío?.
Es lo que dicen mil fuentes.
Compra mucho, calla a todo.
Nada existe lejos ya de tus narices,
Si intentas mover un dedo…
Te quedas sin caramelo…

Cosme, el errante forzado.

vagabundo 

Asesinos de esperanzas

le tornaron la mirada

desde entonces

vagabundea la vida

para alejarse la rabia

rabia que grita silente

lo que al derecho le falta

Cruel bagaje el de una vida

de raidas circunstancias

un tiempo que se detiene

que destierra las entrañas.

Ávida sed de calma

liderando su mirada…

Vapuleo, quebranto, añoranza.

 

Como Tantos.

bancodetiempoUn tiempo de asueto
Que se presenta
Voluminoso en los mínimos,
En tal cuestión de como tantos
De tendentes condiciones
De hallar poco lo oportuno.

Y como muchos aspirando
A mover algo
El poco rato de aireo
Como pastillas de caldo,
Concentrando lo efectivo
En lo inmediato.

Y como tantos tenemos
Al “interruptus” del sueño
Que nos despierta al oído
Y soniquete nos lleva
A desplegar las pestañas
(que se pliegan a Morfeo)
Si sus manecillas mandan.

Descanso que se hace escueto
No hay mas que sacarle el jugo
A breves libres de tiempo
Por recrearse en sonidos
Por darle cancha al invento

Que la vida nos reclama

no es cuestión de defraudarla

Y así las aceras, las mismas aceras
Que recorren pisadas que pisando irán…
Y soniquete […] … y a enfundarse una duchita
Que nos refresque las ganas…