Cosme, el errante forzado.

  Asesinos de esperanzas le tornaron la mirada desde entonces vagabundea la vida para alejarse la rabia rabia que grita silente lo que al derecho le falta Cruel bagaje el de una vida de raidas circunstancias un tiempo que se detiene que destierra las entrañas. Ávida sed de calma liderando su mirada… Vapuleo, quebranto, añoranza.Sigue leyendo “Cosme, el errante forzado.”