Nos Duele ValparaĂ­so

 Desde un concluso verano hasta esta primavera tardĂ­a de verde y frĂ­a nos llega un lamento en flama porque unos cerros se abrasan   En el camino “la PĂłlvora” y la “Cuesta Colorada” un viento con demasiada prisa revolotea unas llamas que aciagas de realismo materializan sus nombres y voraces los demandan   Y leSigue leyendo “Nos Duele ValparaĂ­so”